CONAF y Onemi decretan alerta preventiva por ola de calor en zona central del país

Las altas temperaturas se unen a presencia de fuertes ráfagas de viento, especialmente en el sector costero, por lo que eleva el riesgo de ocurrencia y propagación de incendios forestales.

Un llamado a que la comunidad colabore en la prevención para evitar la ocurrencia de incendios forestales, especialmente ante las altas temperaturas y los fuertes vientos que se registrarán en la zona central del país y parte del sur, entre las regiones de Coquimbo y La Araucanía, realizó el director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal, Aarón Cavieres, quien recalcó que es muy importante evitar cualquier acción que pueda provocar un nuevo siniestro que afecte la vida, bienes y vegetación.

1 (1)

En el informe de la sección de análisis y predicción de incendios forestales de CONAF, se destaca que hasta el 26 de enero se observan altas temperaturas con rangos sobre 33°C, un aumento en la velocidad del viento con rangos de 25-30 Km/h y ráfagas en rangos de 40-60 Km/h, principalmente en costa.

Además, Cavieres precisó que este aumento de temperaturas y bajas humedades relativas significa que tendremos combustible fino muerto con stress hídrico (inferiores al 6% de humedad), en valle y precordillera, concentrándose principalmente en las regiones de Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, Maule y también Biobío, extendiéndose hacia La Araucanía los días 18 y 22 de enero, y en el norte de Coquimbo los días 17 y 24 de enero.

Ante esta situación, el director ejecutivo de CONAF informó que en conjunto con Onemi se decretó Alerta Temprana Preventiva entre las regiones de Coquimbo y La Araucanía. “No olvidemos que actualmente estamos combatiendo 15 incendios forestales, lográndose controlar sobre 100 en los últimos días. Por lo mismo, junto con esta alerta y activar todos nuestros sistemas para estar con los recursos dispuestos para reaccionar prontamente ante focos, solicitamos a la ciudadanía extremar las medidas de prevención y no utilizar fuego o realizar acciones que pudieran provocar este tipo de siniestros en las zonas con alta vegetación seca”, expresó Cavieres.

Uno de los aspectos en que más insistió, es que “el 100% de los incendios forestales en la zona central del país han sido provocados por la acción de las personas, en forma negligente o intencional. No ha existido ningún siniestro por causa natural y esperamos que las personas nos colaboren, por ejemplo, en denunciar cualquier actitud sospechosa o que no permitan que niños jueguen con fuego. Están todas las condiciones para que cualquier foco se transforme en un incendio de magnitud y no queremos como institución y como país seguir enfrentando tragedias”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *