Culpar a la seguridad del tiroteo ocurrido en el Casino Monticello es irresponsable y conveniente

Eduardo Vergara pidió que los Casinos por ley estén obligados a destinar un porcentaje de sus ingresos a financiar oficinas independientes que se enfoquen en la prevención, adicción y problemas mentales de usuarios de salas de juego. “Poner detectores de metales y esperar que el problema se solucione es de una irresponsabilidad tremenda”.

Los hechos ocurridos el domingo en dependencias del Casino Monticello siguen generando reacciones. Tras la muerte y daños causados a trabajadores en manos de un jugador que llevaba cerca de una semana perdiendo más de 15 millones, el foco ha estado puesto en las medidas de seguridad y la posible instalación de detectores de metales. Sin embargo, Eduardo Vergara, Fundador del Observatorio de Drogas y Seguridad, ha calificado este enfoque como un mecanismo para encubrir un problema más complejo del que nadie se quiere hacer responsable.

“Quienes ven el tiroteo ocurrido en el Casino Monticello solo como un problema de seguridad o incluso quienes esperan que bajo este enfoque se pueda prevenir que estos eventos vuelvan a ocurrir están profundamente equivocados. No cabe duda que hay que mejorar las medidas de seguridad existentes, pero culpar a la seguridad del tiroteo ocurrido en el Casino Monticello es irresponsable y conveniente.” Sentenció el experto en seguridad. Para Vergara, poner el foco solo en la seguridad es una forma de ocultar el grave problema de adicción y salud mental que toma lugar en las salas de juego. “El problema de fondo tiene que ver con la incapacidad que tienen los casinos en abordar los fenómenos asociados a la adición al juego y los miles de problemas de salud mental y salud pública que no solo son albergados en sus recintos, sino que muchas veces potenciados por lógicas que terminan incentivando y premiando a jugadores y consumidores compulsivos.”

 

Enfoque integral de la seguirdad de las personas

 

De acuerdo a Vergara, el enfoque solamente basado en la seguridad puede terminar incrementando el problema y sin garantizar que esto no vuelva a ocurrir. “Los detectores de metales no terminaran con el problema. Es probable que incluso, lo desplacen a otros lugares ilegales (como los negocios de tragamonedas) donde actuar será incluso más difícil. Si las respuestas solo se centran en la seguridad y el control, los casinos legales se transformarán en incubadoras de la adicción que exportarán el problema ya maduro a lugares de mayor vulnerabilidad”

El fundador del Observatorio de Drogas y Seguridad (www.odysh.org) destacó que hoy la ley no establece obligaciones a los casinos sobre inversión en prevención de juego patológico. Por esto solicitó que “Por ley, los casinos deben destinar los recursos necesarios para crear estructuras y sistemas efectivos que logren detectar casos como este y prestar asistencia profesional, independiente y permanente para evitar que personas desarrollen o profundicen esta adicción. Cada Casino deben contar con un programa, una oficina con personal especializado y con recursos permanentes. Poner detectores de metales y esperar que el problema se solucione es de una irresponsabilidad tremenda.”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *