[COLUMNA] “NINGUNA PERSONA QUE TENGA CAUSA DE VIOLENCIA DE GÉNERO PUEDE TENER CARGO PÚBLICO, AHORA YA!!!”

Por Alba Gallardo, Vicepresidenta Nacional de la Mujer y Género del Partido Socialista

Los medios de comunicación han dado cobertura a la fuerte denuncia de agresión que hizo la pareja del ex candidato a concejal UDI por Talca, Matías Huerta; acto seguido reflotó el caso de agresión protagonizado por el Diputado Ricardo Rincón (DC). Hoy nos encontramos con un funcionario público y candidato a alcalde (PS) detenido por Violencia Intra Familiar (VIF) en la comuna de Río Negro, Región de Los Lagos, por la cual, y en eso, el Partido Socialista ha sido enfático no puede ni será candidato avalado por las y los Socialistas.

Ante tantos hechos conocidos que ocurren en nuestro país y que se contradicen con la democracia que todos queremos, es que rechazo, enérgicamente, cualquier acto de violencia contra la mujer, flagelo latente en nuestra actual sociedad, y mucho más complejo el escenario cuando los victimarios son funcionarios públicos involucrados en actos de violencia que denigra a la mujer y al género. Ninguna persona que tenga causa de violencia de género puede tener cargo público, ahora ya!!!

Hago un urgente llamado al Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM), y al Ejecutivo para de celeridad al proyecto ley de Clemira Pacheco, que inhabilita ocupar cargos públicos a quienes registren actos de violencia. No podemos aceptar que se tenga doble estándar, las personas que nos representan deben ser intachables tanto en lo público como en lo privado. Eso es lo que la opinión pública nos está pidiendo y nos está pasando la cuenta y nuestras autoridades no han querido ver ni escuchar.

Hoy como Gobierno debemos rechazar tajantemente el ingreso de esos “victimarios políticos” que sólo dañan la imagen de los partidos y de la política, y donde la opinión pública hace una doble lectura de estar cobijando a los agresores y premiarlos con cargos de representación pública, por eso los agresores no nos representan a la ciudadanía.

Si queremos que un país crea en sus gobernantes debemos dar señales ejemplificadoras para recuperar la confianza y la convicción de la ciudadanía, ya que son ellos los que a través de su voto depositan el compromiso de trabajar por una sociedad más justa, equitativa y sin violencia.

La violencia contra la mujer es un tema que no se ha abordado responsablemente, y las cifras siguen creciendo que en el presente año ya van 14 femicidios; y desde el año 2007 hasta la fecha ya van más de 438 casos.

Cabe recodar y soy enfática al señalar que el pasado mensaje del 21 de mayo S.E la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, afirmó que “se debe tener mano dura frente a la ley que sanciona la violencia intrafamiliar”. Asimismo, subrayó que los primeros en dar el ejemplo de no ser tolerante con la violencia al interior de las familias y, en particular, en contra de la mujer, son los organismos del Estado. Por esos estos personajes no pueden estar dentro del Estado.

Cómo mujer y como Vicepresidenta Nacional de la Mujer y Género del Partido Socialista, debemos reconocer que esto se ha transformado en un problema de carácter nacional y, como tal, debe ser enfrentado por quienes tienen a su cargo la labor de legislar y quienes nos Gobiernan para tener un país con mejor calidad de vida y sin violencia, porque las relaciones de cualquier  índole que sean no se deben resolver con agresiones.

Un país no se desarrolla sólo en lo económico, sino también con el desarrollo de las personas con valores, principios y creencias coherentes para construir juntos la sociedad que queremos.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *