Por Covid-19: Dirigentes sociales fabrican mascarillas para personal de salud

  • Con la entrega del material por parte del Servicio de Salud se fabricaron en el fin de semana más de 1800 mascarillas para distribuir en la red asistencial. A ellas se sumarán otras miles que confeccionarán en los próximos días.

Rancagua, 12 de abril de 2020.- Ya en 1947 el nobel de literatura Albert Camus afirmaba en su obra “La Peste” que “en el hombre (y la mujer) hay más cosas dignas de admiración que de desprecio”, y es que pese a los reportes de prensa que hablan de personas que en su propio egoísmo no siguen las recomendaciones de confinamiento y órdenes de cuarentena por parte de la autoridad, son mayores las acciones dignas de admiración y reconocimiento que se dan en medio de esta pandemia. Las redes sociales se han visto inundadas de aplausos, muestras de gratitud, cariño y preocupación por el personal de salud, profesionales, técnicos y auxiliares que desde el día uno de esta emergencia han dado todo de sí para proteger la salud de la población, dejando muchas veces de lado su propia seguridad y la de sus familias.

Frente al testimonio de amor y profundo sacrificio por el prójimo que han mostrado los “soldados” de la salud, un grupo de dirigentes y dirigentas de la salud de Rancagua se han organizado y en coordinación con el Subdepartamento de Participación y la Subdirección Médica del Servicio de Salud O’Higgins, fabricaron este fin de semana más de 1800 mascarillas que serán distribuidas entre el personal de salud de la red asistencial de O’Higgins. A estas mascarillas se sumarán otras miles que irán fabricando en la semana, y donde se agregarán más dirigentes de la salud de toda la región.

Para concretar lo anterior, fue el propio director (s) del Servicio de Salud O’Higgins, Fabio López Aguilera, quien hizo entrega de los materiales recomendados por el Ministerio de Salud para la fabricación de los elementos de protección personal que se requieren en el frente de esta gran guerra contra el coronavirus. “Estamos en la casa de la señora Nadia, ella además de pertenecer a una organización vecinal, también participa de una congregación religiosa y sin ningún interés particular y con un alto compromiso social ella empezó a fabricar elementos de protección personal, es así como hoy hemos concurrido para entregarle los materiales para elaborar mascarillas que se distribuirán entre nuestro personal”, explica López Aguilera, destacando sobre todo que “esto es altamente notable y habla del grado de compromiso que ha despertado en la comunidad el trabajo permanente y sin descanso que los funcionarios y funcionarias de la salud han entregado durante la emergencia”.

Los materiales e insumos entregados para la fabricación de los elementos de protección personal consisten en pliegos de tela tnt, masking tape, hilos y tijeras, junto a video tutoriales que explican cómo fabricar las mascarillas e instrucciones para el paso a paso y las precauciones sanitarias que se deben tomar. “El equipo de voluntarios y voluntarias que trabajan en esta iniciativa lo integran personas que regularmente participan de los consejos consultivos de salud, programas de adulto mayor y de cultos evangélicos, destinando su tiempo de confinamiento y cuarentena en la fabricación de las mascarillas”, valoró López.

“Se ve tanta necesidad hoy en día que nada parece suficiente”, expresa una emocionada Nadia Escobar Aliaga, dirigenta de la Junta de Vecinos El Reencuentro de la Población Rajcevich de Rancagua y quien además participa de la iglesia evangélica Ministerio Kairos, agregando que “una tiene la voluntad y las ganas de servir y de apoyar en la forma que uno pueda. Es muy difícil a veces ver en la televisión solamente lo que está pasando y  permanecer indiferente, todos tenemos que hacernos parte de esto” expresa Nadia en un abierto llamado a involucrarse en las soluciones que se requieren hoy.

“El Servicio de Salud nos trae el material necesario para poder fabricar las mascarillas y nosotros ponemos solamente la voluntad, las ganas y la mano de obra que es lo más importante y necesario. Hoy me demoro 10 minutos en hacer una mascarilla, empecé hace un tiempo atrás cuando la pandemia estaba recién comenzando como una forma de ayudarme a mi misma, pero la ayuda no debe ser solo para uno, sino que es  un deber ayudar a muchos que de verdad lo necesitan. Vemos a la gente de salud que está luchando no solamente por salvar vidas sino que también tratando de protegerse ellos y sus familias, y este es un compromiso que tenemos que hacer todos”, expresó Nadia Escobar.

Desde el Subdepartamento de Participación y Trato al Usuario explican que si bien en esta primera etapa se contemplaron para el fin de Semana Santo sólo dirigentes de Rancagua, en su gran mayoría adultos mayores, se replicará la iniciativa con voluntarios ya inscritos en toda la región.

Facebook Comments

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *