SALA APROBÓ PROYECTO QUE PROMUEVE LA NO VIOLENCIA EN EL POLOLEO

Concientizar a la sociedad, y en especial a los adolescentes y jóvenes, sobre la no violencia en el pololeo, mediante una celebración anual conmemorativa, es el objetivo del proyecto (boletín 11235) que fuera aprobado en forma unánime por la Sala de la Cámara de Diputados.

La propuesta fue iniciada en moción por el diputado Ramón Farías (PPD), quien informó sobre sus alcances a nombre de la Comisión de Cultura, instancia que recomendó a la Sala su aprobación.

En concreto, el proyecto promueve el establecimiento del 7 de febrero como día nacional por la no violencia en el pololeo, como una vía para visibilizar el fenómeno y, para contribuir con su prevención y eliminación.

Ramón Farías explicó que, si bien la idea de presentar esta propuesta se fundó en un caso específico en Concepción, que tuvo como resultado la muerte de una joven, el fin apunta hacia un mensaje a la sociedad en su conjunto.

“La idea de establecer el 7 de febrero como el día de la no violencia en el pololeo. De alguna manera tiende a hacer conciencia en la sociedad de la importancia que tiene que nos respetemos siempre, tengamos una relación de pololeo, o de andar, como se dice ahora, etc. y que esa relación tiene que ser tan respetuosa como si estuviéramos casados o como si existiera una relación mucho más formal”, puntualizó.

Desde la oposición, el diputado Jorge Rathgeb (RN) recogió el punto y resaltó la importancia de definir una instancia que llame a la reflexión.

“Si existe la violencia desde muy pequeño va a ser como algo natural y en el día de mañana, ya teniendo una relación de pareja estable va a generar violencia hacia los niños; violencia, por supuesto, hacia la misma pareja y va a llevar hacia la violencia extrema que puede llevar, incluso, hasta la muerte de una de las personas. Por lo tanto, establecer un día específico es para ir creando conciencia respecto de esta situación que hoy día debemos erradicarla”, planteó.

Según se explicita en el informe de la Comisión de Cultura, cifras del sondeo “Percepciones sobre La Violencia en el Pololeo”, elaborado por el Instituto Nacional de la Juventud en 2016, dio cuenta que el 51% de la población joven conoce a alguna persona víctima de violencia en el pololeo.

De ese porcentaje, acota el texto, un 88% de los entrevistados dice saber de insultos, humillaciones, aporreos y gritos en parejas; y un 54%, de empujones o de arrojarse cosas.

La iniciativa pasó ahora a segundo trámite legislativo al Senado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *