UNIVERSIDADES REGIONALES REALIZAN PLANTEAMIENTO RESPECTO AL USO DE CAMPOS CLÍNICOS

La Agrupación de Salud de las Universidades Regionales asociadas al CRUCH entregó sus planteamientos respecto a la norma técnica sobre el uso de campos clínicos que elabora el Ministerio de Salud desde 2015 y que busca regular el sistema de asignación de cupos para prácticas profesionales en el área de la Salud.

En la actualidad, existe una disposición, pero cada Servicio de Salud determina los criterios de selección para definir cuál de las universidades, tanto públicas como privadas, hará uso de sus establecimientos de salud, tanto hospitales o centro de atención primaria. En la actualidad, cada plantel universitario debe cancelar entre 1,5 hasta 7 UF por cada alumno.

A juicio de la decana de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Playa Ancha, en Valparaíso, Mirta Crovetto, en la actualidad este sistema está desregulado. “Está con una fuerte mirada economicista, en que el campo clínico, hoy día, es un nicho de negocios, en que tenemos que pagar por él. Y, ciertamente, en que universidades estatales públicas y privadas tradicionales estamos en cierta desventaja, porque nuestros recursos están condicionados por el número de estudiantes y los aranceles. Tenemos normas respecto a eso como universidades estatales y privadas tradicionales, que las universidades privadas no las tienen. Los aranceles son diferentes, los cupos sin distintos, por lo tanto, cuando tenemos que pagar por ello, nuestro presupuesto en educación para la formación se tiene que destinar para dar uso a los campos clínicos”, especificó.

El prorrector de la Universidad Austral asentada en Valdivia, doctor Mario Calvo, pidió diálogo con el Minsal y el Mineduc, para la redacción de la norma.

A su vez, Calvo consideró que, ante los criterios de retribución de aspecto financiero presente en la norma, debiera primar la retribución social para los problemas de salud de cada región. “Nosotros proponemos que nuestra devolución de los gastos que puedan tener nuestros alumnos sea a través de la contribución en solucionar problemas de salud. Por ejemplo, favorecer la formación de profesionales de salud con nuestras competencias; o que incluso la docencia de pregrado, dada por un académico de calidad sea con el paciente, con el estudiante, pero para solucionar problemas de salud concretos que la región requiere. Y en ese sentido, nosotros como Agrupación de Salud de Universidades Regionales creemos que cada región tiene un problema de salud distinto y no hay nadie mejor que lo pueda solucionar que la universidad regional que ha estado durante muchos años en ese sitio, por lo tanto, conoce y tiene una historia solucionando problemas de salud”, argumentó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *