Convergencia Social O’Higgins y el No retorno a clases

Por 

Roberto Arenas

Nicolás Salgado

Profesores Convergencia Social O’Higgins

La emergencia mundial producida por el COVID-19 obligó a suspender diversas actividades, una de ellas, la realización de clases presenciales en las escuelas. Frente a esta emergencia, las autoridades de educación sumaron a esta medida, el adelanto de las “vacaciones de invierno” en el mes de abril, anunciando el Ministro de Educación que las clases presenciales vuelven el día lunes 27 del mismo mes. Todo esto apostando a la “normalidad” del año académico. Luego, ante el rechazo generalizado que despertó ese anuncio, comunicó que están planificando un “retorno gradual, porque la situación sanitaria es mejor de lo proyectado inicialmente”.

Este domingo recién pasado, en cadena nacional, el presidente Sebastián Piñera, vuelve a tocar este tema y hace un llamado a la “nueva normalidad”: una forma de compatibilizar, supuestamente, la reducción de números de contagios y al mismo tiempo reactivar el flujo económico a través del trabajo. Nos resulta bastante complicado entender a un presidente, que advierte de que las cuarentenas se deben respetar y, al mismo tiempo, está pensando, en hacer retornar a los estudiantes a clases en la fecha que ellos mismos han anunciado como las semanas con el mayor número de contagiados. Claramente, esto va en la línea del oficio que se envió sobre los funcionarios públicos para que vuelvan a sus lugares de trabajo. Estamos ad portas de una nueva temporada de invierno y el colapso del sistema público de salud en Chile, es anual. Si ahora sumamos el covid-19 y el retorno a clases esto podría complejizar el panorama y en una etapa tan delicada no podemos fallarles a las familias más vulnerables y de clase media.

Yendo a la realidad escolar, hay que entender que en una sala de clases comparten más de 40 personas –sobre todo en el ámbito público- y un solo docente puede interactuar con más de 200 personas en un día normal, por lo tanto, va a ser muy fácil, que el número de contagios incremente. Ahora, uno de los argumentos que ha dicho el gobierno junto con sus asesores, es que “los niños y niñas presentan menos síntomas y una expresión clínica menos severa que en adultos”, ¿pero qué pasa si esos niños viven con adultos mayores?, ¿con personas con lupus, asmáticas, entre otras? Va a generar un riesgo mayor a ese tipo de personas catalogadas como población de riesgo, lo que es verdaderamente preocupante.

Así que exigimos a las autoridades, que retrocedan en su decisión y que los estudiantes de nuestro país, no retornen a clases en el corto plazo. Hacemos un llamado a las y los alcaldes –especialmente a los de la región de O’Higgins- que se sumen a esta solicitud ciudadana de No retornar a clases. Sobre todo, pensando en nuestras comunas rurales, las cuales serian, según el gobierno, las primeras en retornar de manera gradual, sin especificar como comprenden dicho proceso.

Esta obsesión por volver pronto a la “normalidad” ha sido criticada por casi todas las organizaciones educativas y sociales. Más que contenidos en este momento, es importante tener un plan de contingencia, eso supone elevar y trabajar en los objetivos que en Educación denominamos transversales, que es educar para la vida, para la realidad misma del estudiantado, para que los niños y jóvenes tengan conocimiento de lo que estamos viviendo como país. Este es el momento donde más necesitamos herramientas para sobrellevar este momento crítico y que con los meses se pondrá aún peor.

Entendemos que la economía es importante, pero tenemos que comprender algo muy sencillo, y eso es que nada debe valorarse más que la vida. El sentido común y la solidaridad, nos llevara a superar esta crisis mundial.

Convergencia Social O’Higgins ante pandemia Covid 19

Por Amparo Collado,

Presidenta Convergencia Social O’Higgins

Dirección Regional O’Higgins

 

Hoy cuando enfrentamos una situación de pandemia en el mundo derivada del COVID 19, que nos golpea profundamente, el Estado de Chile y en especial el gobierno han aplicado políticas públicas que anteponen los intereses económicos de unos pocos sobre el bien común de la ciudadanía.

Esta evidencia ha desnudado una vez más la injusticia y la inequidad que genera el sistema neoliberal imperante en Chile y es obvio que lo que los sectores que han profitado del sistema neoliberal en Chile espera una vez más que sea el pueblo quién paga la crisis.

En nuestra región de O’Higgins existe una población de trabajadores y trabajadoras, mayoritariamente con empleos precarios y temporales, que experimentan la incertidumbre del futuro, como consecuencia de esta crisis; caracterizada por el peligro de perder la fuente de trabajo y sus efectos hacia su familia y diario vivir,.

Nos referimos no solamente al daño material, por falta de dinero, sino a sus consecuencias psicológicas, especialmente en niñas/os y adultas/os mayores, que son los grupos más vulnerables de nuestra sociedad.  Debemos ocuparnos de las condiciones de la educación y de los/as estudiantes en sus distintos niveles, debido a que muchos/as tendrán problemas para normalizar su vida escolar, así como también los efectos negativos que tendrá para muchas familias en su vida cotidiana.

Estamos viviendo y seguiremos viviendo por un tiempo prolongado esta crisis en los diferentes territorios de la región, bajo las condiciones de la realidad de cada comuna. Al respecto, como Dirección Regional O’Higgins de Convergencia Social hacemos el llamado a generar propuestas -no solo de corto plazo, sino también a mediano y largo- para continuar el trabajo con la comunidad, enfatizando en él, la defensa de las y los trabajadores, y el resguardo de la madre tierra, ante la sequía y la consiguiente crisis de agua.

Este es un llamado abierto a los y las ciudadanas, a organizarse y a trabajar con sus y entre otras comunidades. Generar redes locales, comunales, territoriales. Salir de esta crisis, es una tarea colectiva

  • Cuidado de la vida personal, pensando en la seguridad propia y de otras personas.
  • Cumplir cuarentena en la medida de lo posible.
  • Mantener contacto con otros/as personas por todos los medios no presenciales posibles.
  • Exigir que autoridades locales resguarden a las comunidades.
  • Trabajar en conjunto con compañeros y compañeras, con vecinos y profesionales cercanos a nosotras/os.
  • Mantener activos trabajos colaborativos con integrantes de organizaciones sociales.
  • Intercambiar acciones y experiencias

¡Arriba los y las que luchan!

Teletón: Rol del Estado e inclusión

Por Liz Quinteros, Coordinadora de Extensión FEUOH

Menos solidaridad y más derecho, el lema de todos los días. Cuatro décadas en que según mi percepción, se viene promoviendo la cultura de la colaboración, por medio de un sentimiento de lástima construido en la población al ver que un grupo de personas no son consideradas “normales”, por no desarrollar su vida de la forma en que las y los demás lo hacen. En los medios de comunicación se persuade para solidarizar con la causa, difundiendo una imagen que margina a sus protagonistas, con enfoque en las limitaciones que tienen, todo aquello que les hace diferentes al resto, para convencer a las personas de donar dinero. Esta cultura normaliza a un entorno discapacitante y no considera que todas las personas podemos cumplir los mismos objetivos y hacer las mismas cosas, pero de formas distintas o por otros medios. Estas personas tienen una Discapacidad Atribuida por el Contexto Social, es así que podrían encontrarse en este momento mediático en una situación de discapacidad, cuando, por otro lado en otros contextos no vivan esa situación, teniendo así las mismas oportunidades que el resto.

Por esta razón, me es increíble que nunca en esos días de “empatía”, porque “cualquiera podría estar en su lugar”, se visualizarán los derechos de las personas con discapacidad, antes de que se volviera una obligación el tener que hablar de inclusión, al masificarse la esperada ley. La Teletón existe porque hay gente cuyos derechos no los garantiza el Estado, se evidencia una necesidad que debiese ser cubierta por los impuestos cobrados a la clase trabajadora, asegurando una atención de salud completa, entregando todo lo necesario para su bienestar biopsicosocial y accesibilidad universal. 

En todo este tiempo no se ha exigido la cobertura estatal de sus necesidades básicas mínimas para un desarrollo integral, no he visto a la clase política mencionar la necesidad de inclusión efectiva en escuelas o en trabajos. Es que no pueden enseñarnos a ser personas con talentos auténticos, no les sirve normalizar la diversidad y potenciar habilidades individuales. El sistema neoliberal que rige al país, requiere generar productos a gran escala, como cualquier material industrial o un monocultivo, donde necesitas mucha agua como recurso natural, pero también mucho recurso humano, vale decir mano de obra destinada a hacer siempre lo mismo. La persona que no sirve para hacer esos trabajos es desechada por el sistema y el Estado no invierte para un su desarrollo holístico, puesto que sería un gasto mayor adaptar el ambiente para que esta realice el mismo trabajo que el resto de la gente y sería un negocio poco viable, bajo lógicas capitalistas. 

El donar dinero a fundaciones sin fines de lucro, es una de las salidas que tienen las empresas que fundamenten que su “perfil” no le permite cumplir con dar empleo a personas con discapacidad, según lo reglamenta la ley de inclusión laboral accesible en la biblioteca nacional virtual. Además, dependiendo de la cantidad de dinero donada, deduce un porcentaje de sus impuestos, al tomarse la donación como un gasto necesario para producir renta. No puedo dejar de mencionar que creo es un excelente momento, de gran visibilidad para promocionar los productos de las empresas que donan, motivando también a las personas a comprar ciertas marcas, para que así la empresa done más dinero, subiendo de esta manera la cantidad de ventas. En fin, estos días de “solidaridad” son bastante convenientes para el empresariado y dan solución momentánea a responsabilidades que debe cubrir un Estado de “Derecho”, término que la constitución neoliberal actual tiene muy abandonado.

La Teléton y un Estado más activo

Por Carolina Rodríguez, Coordinadora de Finanzas FEUOH

 

Hace algunos años, el Comité sobre los Derechos de las personas con Discapacidad de las Naciones Unidas mencionó que la Teletón “promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujeto de caridad y no de derechos”, es una frase que ha dado vuelta en un montón de artículos de opinión, y es que hoy en día lo que se necesita, es un real cambio de mentalidad, dejar atrás la caridad y comenzar a impulsar campañas que promuevan los derechos y la inclusión como un estilo de vida, no por 27 horas al año en un evento televisivo donde se busca llegar al corazón de las chilenas y de los chilenos a través de la compasión. 

Es importante que se entienda que mi crítica no va orientada a la Teletón como institución, soy consciente de que la Fundación se preocupa de la rehabilitación integral de niñas/os y jóvenes. Tampoco soy indiferente a la ayuda económica que genera este evento, pero creo que un real cambio tiene que ir orientado a la participación activa del Estado en otorgar recursos estatales y promover campañas de participación social basadas en la inclusión, por otra parte este evento cuenta con auspiciadores que donan, aparentemente, una gran cantidad de dinero, el cual efectivamente sirve para ayudar a las personas que acuden a la teletón, pero ¿Qué pasa con las políticas empresariales ligadas a la inclusión? ¿Cómo abordan las capacidades diferentes estos auspiciadores?, me parece fácil y conveniente que en el show televisivo se presente una gran cantidad de empresas colaborando económicamente con la causa, conveniente, ya que a través de la Ley de Donaciones las empresas no pagan impuestos o son cuantiosamente inferiores de lo que debieran entregar al Fisco y las ventas, en el periodo de “campaña televisiva”, aumentan considerablemente, porque muchas/os chilenas/os “sentimos que ayudamos a la Teletón si compramos la marca auspiciadora”. 

 

Para concluir considero indispensable que el Estado deje de “descansar” en este evento y/o fundación y comience a actuar responsable y activamente en los derechos de las personas con capacidades diferentes.

La inmigración. ¿”Sólo” un negocio millonario, o… algo más?

Por Roberto A. Olivares Pizarro

Tal como resultaba evidente para cualquier persona que circule por las calles de nuestro País y… muy especialmente para quienes buscan trabajo como “mano de obra no calificada”… y/o para quienes se atienden en los servicios de salud pública… y/o buscan matrícula para sus hijos y/o nietos en salas cunas y jardines infantiles… y/o estén postulando a cualquier tipo de subsidio o subvención entregada por el Estado, el Ministerio del Interior ha confirmado que durante el gobierno Bachelet – N.M. ingresaron a nuestro País sobre 600.000 inmigrantes, es decir… ¡el triple de los 200.000 que “reconocía” el propio gobierno Bachelet – N.M.! Para poner en contexto el impacto que implica el ingreso de sobre 600.000 inmigrantes en cuatro años, decir que hasta el año 2014 los extranjeros avecindados en nuestro País apenas superaban los 400.000

La pregunta obvia es… ¿Cómo, considerando las restricciones draconianas que según sus críticos impone al ingreso de inmigrantes la criticada, pero plenamente vigente legislación de extranjería dictada en pleno gobierno militar o dictadura, pudieron ingresar sin mayores problemas y en calidad de “turistas”-… sobre 150.000 inmigrantes anuales? Y para mí la respuesta resulta tanto o más obvia que la pregunta. Dado su volumen, el aumento exponencial de la inmigración durante el gobierno Bachelet – N.M. no puede haber sido sino producto de una acción planificada y ejecutada por una especie de asociación ilícita de tráfico de personas. Una asociación de la cual necesariamente… debieron haber formado parte autoridades del pasado gobierno.

Porque también es obvio que tras el ingreso de los 600.000 inmigrantes, existe toda una logística. Una logística en la que participan en concomitancia agencias de turismo que incentivan la inmigración, publicitando entre sus posibles clientes las “facilidades” que presenta nuestro País para su ingreso y permanencia, líneas aéreas “de papel” que no cuentan con flota propia y cuyo “plan de negocios” estaba basado en vender vuelos chárter de ida y vuelta a “turistas” que viajaban con el claro propósito de radicarse a nuestro País, pasando por casas de cambio de divisas a través de las cuales -considerando la cantidad de inmigrantes- es fácil suponer que se deben haber sacado de la economía nacional centenares de millones de dólares, y sin dejar de considerar los buenos dividendos que han obtenido las “fundaciones” y ONG´s financiadas a través de subvenciones públicas y los aportes de empresas “buena onda”, dedicadas a exigir no sólo el que se facilite aún más el ingreso de inmigrantes, sino además que se le entregue a éstos “derechos” que jamás se han preocupado de exigir para -por ejemplo-… nuestros compatriotas que migran desde la zonas rurales hacia las urbes.

En definitiva y ese es mi punto, la llegada de 600.000 extranjeros a nuestro País durante el gobierno Bachelet – N.M. está lejos de ser producto de una inmigraciónespontánea. Ahora el punto es investigar si los objetivos que se persiguió a través de esta “operación”, eran exclusivamente el de obtener lucro económico, o si -como es válido sospechar-, pudiese haber otros que obedezcan a intereses de tipo político y/o geopolítico incluso de organismos y/u organizaciones internacionales.


Las opiniones vertidas en por Los Columnistas de Portal O’Higgins,a sí como los comentarios que derivan de cada publicación, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan, necesariamente, las opiniones o posiciones sociales, culturales y/o políticas de nuestro medio de comunicación.

Todos somos inmigrantes

Por Carlos Poblete Ávila,
Profesor de Estado

Cada cierto tiempo en nuestro pequeño mundo como sociedad chilena – a veces de pequeñez total – se instalan temas que provocan comentarios y posiciones. Los medios de prensa mucho hacen para que así sea.

Cuando no es el fútbol… o las encuestas…, otros escandalillos ocupan los espacios y el tiempo.

La ocurrencia de actos que eleven la condición humana a mejores niveles no constituyen prioridad. La decadencia es el signo de los tiempos que cursan.

Nuestro decir es reflejo de nuestro pensar, y el pensar es signo de nuestra calidad de vida. ‘ Calidad de vida…’ manida expresión de estos tiempos que de tanto decirla ha perdido casi todo sentido. Para muchos no pasa de entenderse como la posesión de algunos cuantos bienes materiales, y casi nunca concebirse como expresión de nobles ideas y de alcanzar la cúspide en el plano de la cultura y de los valores propios de los seres humanos. Como sociedad seguimos al debe y no al haber.

Desde hace algunos meses un tema en boga en nuestra sociedad es el de los ciudadanos inmigrantes de distintas latitudes que han llegado a nuestro territorio. A esta fecha más de un millón de seres humanos han venido en busca de nuevas experiencias sociales, laborales y culturales. Llegan porque la Tierra es la gran Patria, o, porque ‘ Patria es Humanidad ‘ como dijo José Martí.

Han surgido voces que cuestionan el fenómeno en comento : ‘ Nos vienen a quitar nuestras fuentes laborales…’, ‘ son delincuentes…’, y otras hueras frases extremas suelen escucharse. Otros más indolentes hablan con desprecio racial, con un chovinismo de trasnoche, con xenofobia, y con atrofia de espíritu. No se comprende que la inmigración es un fenómeno histórico-social y cultural de masas. Los inmigrantes han construido la sociedad humana en distintas latitudes. Se olvidan ciertos críticos que 1,5 millón de chilenos debió salir a otras tierras cuando la dictadura.

Algunos políticos, empresarios y economistas que objetan a los inmigrantes son los que proyectaron la imagen internacional de Chile como el ‘ jaguar ‘ de América Latina, y son los mismos que vendieron el Patrimonio del país.

Por lo menos los hijos de la inculta burguesía criolla hablarán mejor el idioma español, luego de escuchar a las mujeres ‘ inmigrantes ‘ que laboran en sus casas.

Vamos a La Haya… ah… ah… ah… ah (Floripondio Motuda y los Honorables)

Por Roberto A. Olivares Pizarro

Como forma de “colaborar” con el Honorable ?Sr. Motuda y Cia “Limitada” en sus afanes de entregar parte de nuestro territorio a Bolivia, algunos antecedentes para que tenga en consideración.

El mapa muestra el estatus de los territorios que han sido objeto de distintos tratados tras el triunfo de las fuerzas chilenas en la Guerra del Pacífico. Aclarando que según los tratados acordados con Perú, los territorios señalados con líneas horizontales fueron devueltos, mientras respecto a aquellos señalados en gris oscuro y en blanco con punteado gris, nuestro País solo puede ceder territorio con acuerdo de Perú, por lo tanto y consideración a lo que dicho País ha manifestado en reiteradas ocasiones, cual es su firme decisión de mantenerse fronterizo con Chile, la pregunta obvia es… ¿Por dónde pretende cederle territorio a Bolivia el Honorable ?Sr. Motuda y Cia. “Limitada”, o cuál sugiere el Senador Guillier que “intercambiemos”? Recordarle en todo caso al Senador Guillier que si los territorios considerados para tal intercambio fuesen los que reclama Evo, es decir los de la Región de Antofagasta, ello implicaría el tener que dejar su cargo, o a futuro… ¡el tener que postular como Senador por Bolivia!

 

 

 

 

 


Las opiniones vertidas en por Los Columnistas de Portal O’Higgins,a sí como los comentarios que derivan de cada publicación, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan, necesariamente, las opiniones o posiciones sociales, culturales y/o políticas de nuestro medio de comunicación.

La Fronda Rancagüina

Por Samuel Bahamondes

Ingeniero en Prevención de Riesgos, Activista Político y Militante Movimiento Autonomista

Muchos años pasaron, para que volviera a ver que traían a postre un concepto que acuñara el filósofo alemán Oswald Spengler y que profundizara el historiador conservador Alberto Edwards en su icónico libro publicado en 1928: “La Fronda Aristocrática en Chile” y es que hace muy poco, solo el año 2017 , el Profesor, periodista y ahora Diputado de la República Renato Garín emitió su ensayo “La Fronda, Cómo la Élite Secuestró la Democracia” (publicado por Editorial Catalonia) para que volviera a tenerse en cuenta la tesis de Edwards que esta vez conlleva el condimento especial de un joven profesional el cual plasma en su ensayo la similitud del Chile de hoy, al Chile que planteaba Edwards en aquel entonces. ¿Será que efectivamente la historia es cíclica y el contexto histórico y político actual se asemeja a aquel entonces?. Edwards plantea su tesis en un contexto de profunda crisis de las élites gobernantes, en donde plasma que la corrupción de la clase dirigente ha llegado a límites de  carácter inmoral en el país y en donde la única solución es la mano de hierro que mas adelante pasaría a ser personificado en la presidencia del General Ibañez con el mismísimo Edwards de Ministro de Educación. Esta tesis que sucumbió al momento político de entonces, forjó caudillos que a través del discurso anti oligárquico se legitimaron ante el pueblo como fue el caso también del Ex Presidente Jorge Alessandri Rodriguez, mientras tanto hoy Renato Garín recoge el término “Fronda” y lo conduce hacía otra tesis actualizada para estos días y lo plantea como el “secuestro de la democracia por parte de las élites y las clases dirigentes”. Es muy importante recalcar que en esta última tesis de las tres que acuñan el término, desarrollaré la siguiente columna.  

No es novedad que en pleno siglo XXI a través del auge de las comunicaciones, los ciudadanos y ciudadanas estén mas informados acerca de los problemas del país. El Sociólogo Alberto Mayol propone como inicio a esta nueva sociedad chilena, el periodo del año 2011 en donde al calor de las movilizaciones, los paros y las tomas se fue cocinando un contexto político y social mucho mas agudo que sin duda profundizaron las contradicciones del sistema y la crisis institucional. Renato Garín plantea que la “Fronda” no es un grupo de grandes empresarios, no es una cofradía de personas poderosas, no es una Logia secreta del empresariado chileno, el ensayo plantea a la Fronda como el hecho de utilizar la institucionalidad pública para el enriquecimiento personal por parte de la élite chilena. El fraude del alto mando de Carabineros que terminó con la renuncia del Director General Bruno Villalobos fue FRONDA puesto que un pequeño grupo de poderosas personas se aprovechan de la institución de todos los chilenos y chilenas para su beneficio personal. La Ley reservada del Cobre y las investigaciones que dieron cuenta de su gasto por parte del alto mando del Ejército de Chile perfectamente puede ser considerada FRONDA, el aprovechamiento de contactos del Presidente Sebastian Piñera en su primer mandato en donde perdiendo el juicio en la Corte Internacional de la Haya, compra acciones en la Pesquera peruana Exalmar, la mas beneficiada del traspaso del pequeño territorio marítimo al Perú también constituyó una FRONDA. En este caso llevemos esta conducta a nuestra ciudad de Rancagua.

El 28 de julio del año 2016, el medio de información regional Portal Ohiggins, en el marco del escándalo de los viajes de los concejales con dinero público disfrazados de “capacitaciones” a raíz del reportaje emitido por el programa Contacto de Canal 13, publicó el gasto de los concejales de la Municipalidad de Rancagua que hasta ese día tenían registrados. En esta investigación salían todos los concejales y entre los que tenían mas gastos se nombraban a los concejales Juan Ramón Nuñez con $7.533.004, Pedro Hernandez con $8.858.574 y Pamela Jadell con $3.860.999 (Todos de Derecha). Esta práctica comúnmente realizada por las Municipalidades es hacer FRONDA con la institución pública a través del aprovechamiento del cargo para viajes de placer de parte de los concejales de nuestra ciudad. El Fraude Económico del Teatro Regional de Rancagua también constituyó una FRONDA. Estamos hablando de la Corporación Cultural quien es presidida por el mismo Alcalde de Rancagua, el Señor Eduardo Soto, quien a través del Administrador del Teatro se malversaron aproximadamente $3.500.000 pesos, los cuales según investigaciones realizadas, fueron a parar a pagar gastos del Administrador y la compra de enseres para clubes de Adulto Mayor de la ciudad, mas otros gastos de conveniencia personal. Otra Fronda en donde el Alcalde de Rancagua está involucrado es en el pago de dineros públicos abultados a la productora de eventos “Luna Negra”, la cual además hace los eventos de la campaña del actual Alcalde de la Ciudad lo que constituye un aprovechamiento de la institución pública para beneficio personal. Otra Fronda mas en donde nuestro Edil está involucrado es en el estudio y compra de la techumbre de la Medialuna de Rancagua que se encuentra en comodato a la Federación de Rodeo, que sin duda se presentó como gasto a proyecto de la Intendencia y el CORE (actualmente aprobado) pero con lobby y respaldo del Alcalde Eduardo Soto. Y si nos vamos a nivel regional, una de las principales FRONDAS de nuestra región fue el tan afamado y bullado CASO CAVAL, el cual involucra al Alcalde (También de derecha) de Machalí como principal promotor y lobbista del hijo de la ex Presidenta Michelle Bachellet, el Sr Sebastián Dávalos en la compra de terrenos de la comuna.

Sin duda que es muy importante preocuparnos de las frondas nacionales, pero mucho mas importante es que cada poblador y pobladora se informe de las frondas que ocurren en su misma localidad. Cada territorio de Chile tiene su propia realidad, su propio contexto, su propio ritmo y generalmente la Izquierda falla en mirar muy en general y obviar lo meramente local, puesto que inmersos en esta ciudad, debemos establecer política y denuncia dentro de esta ciudad. Rancagua no se queda atrás en Frondas que lamentablemente la gente desconoce, puesto que escogen y siguen eligiendo al grupo político de los Frondistas y a los mismos Frondistas en el poder.


Las opiniones vertidas en por Los Columnistas de Portal O’Higgins,a sí como los comentarios que derivan de cada publicación, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan, necesariamente, las opiniones o posiciones sociales, culturales y/o políticas de nuestro medio de comunicación.

Comentarios “políticamente incorrectos”

Por Roberto A. Olivares Pizarro

“Para que me invitan…”

Tras desechar los comentarios de algunos que -acabo de darme cuenta-… desvalorizando la agudeza y brillantez de mis comentarios y análisis y sobrevalorando mis posibles “influencias”, insinuaron que la invitación de Sebastián Guzmán -uno de mis mil y tantos mejores amigos- a integrarme como columnista en su diario… podría obedecer al espurio fin de “usarme” para ganar uno de los “fondos de medios” que adjudica el CORE, comunicar que -para solaz de muy pocos y disgusto de muchos-, he decidido aceptar tal invitación. Invitación que agradezco, dado entiendo tendré total libertad para manifestar posiciones “políticamente incorrectas” que hoy -y lo digo con conocimiento de causa-, son censuradas por los medios impresos, respecto de temas sobre los cuales la ciudadanía discute abiertamente y a diario. 

Temas tales como los efectos de la inmigración “irregular” entre aquellos compatriotas con quienes disputan cupos laborales, horas de atención en consultorios, camas en hospitales públicos, matrículas en salas cunas y jardines infantiles, subsidios habitacionales y, una vez finalizada la temporada agrícola, seguramente las “canastas familiares” que se deberán repartir entre las temporeras jefas de hogar que este año no consiguieron trabajo, y los “ex turistas” que en un par de meses quedarán cesantes; o la discusión sobre el otorgar el “derecho” a que menores (legalmente sin discernimiento), puedan asumir una “identidad de género” distinta a la genética; o sobre el “derecho de adopción” que tendrían las parejas de homosexuales, a través del “matrimonio igualitario”.

Y a Sebastián Guzmán -uno de mis mil y tantos mejores amigos-, reiterarle mis agradecimientos por considerarme como columnista en su diario, a través de una frase que ya se ha hecho famosa a través de las redes sociales, la cual seguramente marcará mi -avizoro- muy probablemente corta participación en este medio… ¡Para que me invita, si sabe como me pongo!

 


Las opiniones vertidas en por Los Columnistas de Portal O’Higgins,a sí como los comentarios que derivan de cada publicación, son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan, necesariamente, las opiniones o posiciones sociales, culturales y/o políticas de nuestro medio de comunicación.

Los Millennials y la alimentación saludable

Por Josefina Bascur, subgerenta de Comunicaciones Corporativas de Daily Foods

 

Mundialmente, el impacto de la generación Millennial ha permeado distintos aspectos de nuestra sociedad. Desde su temprana relación con la tecnología hasta cómo construyen relaciones interpersonales o la forma en que se comportan en diferentes entornos laborales, hombres y mujeres que forman parte de este grupo etario ha provocado cambios de paradigmas profundos. Uno de ellos, quizás del cual menos se habla en términos generales, está relacionado con su alimentación.

 

Según los datos que arrojó un estudio realizado por la consultora Nielsen en 2016, el 81% de los Millennials está dispuesto a pagar más por un producto premium, con beneficios para su salud, mientras que el 36% prefiere alimentos orgánicos, el 27% elige aquellos sin cafeína y el 23% opta por los que no tienen gluten. Estos números nos muestran, en líneas generales, que el comer bien tiene relación tanto en términos de sabor como en los ingredientes que son utilizados para su elaboración. Alimentos bajos en grasas, orgánicos, sin azúcares añadidos o los llamados snacks saludables están incluidos en una larga lista de atributos que deben ser observados con atención.

 

De la misma forma, como parte de un mundo que está en permanente movimiento, y en donde aquellas colaciones “on the go” han tenido un alza de 54% de acuerdo a las predicciones realizadas por Mintel para 2017, los miembros de esta generación continuarán buscando productos que satisfagan, además de su hambre, aspectos relacionados con la protección del medio ambiente o que se encuentren bajo el concepto de Comercio Justo. De esta manera, este grupo se transforma cada vez más en uno altamente exigente y que sabe con certeza lo que quiere en términos de calidad y precio.

 

En Chile hemos visto diversos emprendimientos -desde restaurantes vegetarianos y veganos, hasta productores de alimentos saludables- que apuntan a responder a esas necesidades de los Millennials. Es por eso que nos vemos en la obligación de escuchar lo que estos hombres y mujeres nacidos entre 1980 y 2000 tienen que decir. Y en este sentido, debemos seguir destinando esfuerzos y recursos para sacar al mercado más y mejores alternativas.

 

La conducta que los Millennials están teniendo frente a lo que comen, es una gran oportunidad para replicarla hacia el resto de la población. Si pensamos con detención, la posibilidad de acceder a comida sana y saludable no debe ser un derecho exclusivo de un grupo de la sociedad, sino una alternativa abierta para quien quiera dar un giro y tomar un nuevo camino de salud y bienestar, sin sacrificar el paladar. Desde la industria, debemos ser capaces de seguir investigando en esas alternativas para contar con personas sanas, felices y bien alimentadas.