¿Qué ocurre en Chile con los Bitcoins y su explosiva alza de 875%?

A comienzos de año el Bitcoin se cotizaba, levemente, bajo los 800 dólares. Sin embargo, ya superó los 7.000 dólares en una racha alcista que más de una duda ha generado respecto a su sostenibilidad. Pero ¿Qué son? ¿Tienen un valor real? ¿Qué ocurre en Chile con ellas?

Son monedas, pero nunca estarán en nuestros bolsillos. Se trata de las denominadas criptomonedas como el Bitcoin o Ethereum, que cada vez son más populares como mecanismos de pago en internet, pero también como instrumentos de inversión. En el caso de la primera, se trata de un medio de intercambio creado en 2009 como una divisa electrónica de carácter descentralizado, por lo que no posee un símil que ejerza el rol de banco central.

A comienzos de año un Bitcoin costaba casi US$ 800, pero hoy está cerca de superar los US$7.000, en una increíble alza que se ha definido por la sostenida demanda.

Al momento de su creación, se definió una regla de emisión que estipula que la cantidad de Bitcoins creados cada año se reduzca a la mitad de forma automática en el tiempo hasta que la emisión se detenga en los 21 millones de Bitcoins. Así, cada transacción de esta criptomoneda es confirmada cada 10 minutos y procesada, a través del descubrimiento del código de esta operación, por personas que se denominan “mineros”, quienes a cambio de su servicio reciben Bitcoins.

En Chile, desde el Banco Central afirmaron que las criptomonedas “no cuentan a la fecha con un reconocimiento legal o reglamentario específico, puesto que para efectos de la legislación cambiaria no pueden ser entendidas como moneda extranjera o divisa”. Junto a ello, afirmaron que “no se encuentran evaluando emitir normativa para regular y permitir el uso de monedas virtuales, ni la publicación diaria de su tipo de cambio en el Diario Oficial”.

A pesar de ello, Japón legalizó el Bitcoin como un medio de pago a comienzos de abril y no se descarta que, en los próximos meses, Corea del Sur avance en la misma dirección.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *