18 Historias que harán que nunca quieras volver a tener sexo

A lo largo del tiempo, he leído varias terroríficas historias de sexo enviadas por la comunidad de BuzzFeed. Para ser honesto, algunas historias son loquísimas. Así que decidí reunir las que han sido mis favoritas en un solo lugar. ¿Estás listo para lo mejor de lo peor?

ADVERTENCIA: Probablemente nunca querrás volver a tener sexo después de esto. Pero en caso de que quieras más, puedes hacer clic en el enlace al final de cada aportación para conocer más historias relacionadas.

HBO

ADVERTENCIA: Probablemente nunca querrás volver a tener sexo después de esto. Pero en caso de que quieras más, puedes hacer clic en el enlace al final de cada aportación para conocer más historias relacionadas.

1. La ensalada y la vagina.

“Mi amiga siempre cuenta la historia de cómo una vez su hermano y la novia de este compraron una ensalada en una gasolinera para que él la comiera directamente de la vagina de ella. Unos días después, ella terminó en la sala de urgencias con larvas en su vagina”.

sydneys4bcf4f85a

De está publicación: 12 Terroríficas historias de sexo y comida que no podrás olvidar

2. La sorpresa de cumpleaños.

“Era mi cumpleaños 38 y mis amigas y yo nos llevamos un barman a casa. Cuando las cosas se pusieron candentes, el chico dijo: “¿Saben qué me encanta? Que me chupen el ano”. Mi amiga Denise no quiso, pero yo ya lo había hecho y este tipo era guapísimo, así que acepté. Él estaba boca arriba, y Denise sentada en su cara, así que empecé con sus bolas, pasando por la entrepierna, hasta el ano. Mientras yo hacía lo mío, de repente se tiró un pedo líquido en mi boca. Me esterilicé inmediatamente la boca con vodka y me fui. No he vuelto a ver a ninguno de los dos desde entonces”.

bageenadavis

De esta publicación: 15 Historias de terror sobre orgías que te harán dejar el sexo para siempre

3. El momento equivocado para estornudar.

“Le estaba haciendo sexo oral a mi novio de la secundaria. Cuando terminó, estornudé, y todo salió de mi nariz como una cuerda. Cinco centímetros de semen y moco colgándome de la nariz. Por reflejo, aspiré como si tuviera un resfrío, y se metió de nuevo en mi nariz. No parábamos de reír”.

amazingrando

De esta publicación: 15 Historias de terror sobre sexo oral que te darán mucho asco

4. La compra de eBay.

“Compré unas cuentas anales muy baratas de eBay porque me dieron curiosidad. Terminé probándolas con mi novio una noche; todo estaba bien hasta que las fue a sacar. Sentí que había vacilado, así que miré hacia atrás y lo vi con un pedazo del maldito juguete en la mano. El resto se había perdido… EN MI TRASERO. Casi entré en pánico pero logré encontrarlo y sacármelo del ano en el retrete después de batallar un poco. ¡NO COMPREN JUGUETES BARATOS!”

nannas47b1af8a2

De esta publicación: La gente nos contó sus historias de terror con juguetes sexuales y estos son los resultados más vergonzosos

5. La prédica.

“Mi novio solía estar con la hija de un predicador. Una vez, decidieron tener sexo en el balcón de la iglesia… mientras su padre predicaba el domingo por la mañana. Ella terminó justo cuando su padre terminó de predicar y gritó “¡Dios mío!”. A lo que uno de los asistentes respondió con un “¡Aleluya!””.

booptehsnoot

De esta publicación: 15 Historias de terror sobre sexo en público que te darán vergüenza ajena y risa

6. El primerizo fertilizante.

“Me acosté con un chico con el que había estado saliendo por un mes. Después del dolor inicial, me gustó y lo disfruté mucho. La tragedia ocurrió más tarde, cuando me dieron ganas de hacer del número dos. Me dijo que el inodoro en la casa de huéspedes (donde estábamos) no servía. Y el de la casa principal funcionaba bien, pero la había rentado y no podía entrar tan tarde, así que terminé haciendo caca en el jardín”.

– kyronp

De esta publicación: 20 Historias de la primera vez de hombres gay que te harán reír y llorar

Miramax Films

7. Mal momento para usar una falda blanca.

“Las cosas se sentían un poco más mojadas que de costumbre mientras mi novio y yo estábamos teniendo sexo, pero asumí que solo estábamos muy excitados. Miró para abajo y me preguntó si estaba en el período. No lo estaba, pero cuando sacó el pene había sangre POR TODAS PARTES. Nos dimos cuenta que la sangre le salía del pene. Tomó una toalla y lo presionó para parar el sangrado. Cuando dejó de sangrar vimos que se había rasgado el frenillo del pene, así que fuimos al hospital. Cuando estábamos en la sala de espera, sentí una cantidad de líquido salir de mi vagina. Como no habíamos parado de inmediato, él básicamente me llenó de sangre. Por supuesto, llevaba puesta una falda blanca. Ups”.

—Conz Preti, Facebook

De esta publicación: 17 Historias de terror sobre penes que seguro te harán reír

8. Trabajo en equipo post sexo.

“Estaba muy cachonda, así que conduje 45 minutos hasta la casa de mi ex para tener sexo. A la mañana siguiente me di cuenta que nunca me había sacado un tampón. Su pene era tan grande que había empujado el tampón demasiado arriba y no podía sacarlo. Luego de media hora me rendí y llamé al tipo, pidiéndole un favor. Fui hasta su trabajo, cerré la puerta, saqué unos guantes quirúrgicos y una toalla, y abrí las piernas sobre su escritorio para que pudiera sacar el tampón. Estuvo buscándolo por 15 minutos y finalmente lo sacó”.

lauront

De esta publicación: 15 Historias de terror sobre penes grandes que te harán querer renunciar al sexo para siempre

9. El regalo atrasado.

“Después de una ruptura fea en la universidad, salí con unas amigas y terminé yendo a casa con alguien. Tres días después, sentí algo extraño cuando fui al baño. Saqué un condón que todavía tenía semen. Pasé tres días sin darme cuenta que tenía un condón lleno metido en la vagina.”

Loosethegoose

De esta publicación: 15 Historias de terror sobre vaginas que te harán estremecerte

Universal
CONTINÚA VIENDO ESTO EN BUZZFEED

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *